En las sierras de Gredos y Béjar se pueden registrar hasta el miércoles más de 100 litros por metro cuadrado

La Península sufre un episodio de sequía agudizado por un verano especialmente caluroso, el más caluroso registrado en España, y también seco. En los próximos días la situación podría cambiar, especialmente en la vertiente del Atlántico gracias a los remanentes del huracán Danielle, según advierte Víctor González, especialista en Resistido (weather.com)

La borrasca resultante de la extratropicalización de ‘Danielle’ se acercará el domingo a la Península Ibérica y permanecerá estacionaria en el oeste peninsular durante varios días, perdiendo intensidad y debilitándose progresivamente. En esta posición favorecerá la llegada de un río húmedo de origen subtropical, con alto contenido de humedad y valores muy altos de agua precipitable, lo que permitirá que los frentes y la precipitación asociada a la borrasca sean muy eficientes. Danielle perdió el estatus de huracán el jueves después de moverse más al norte a través del Atlántico, con aguas más frías y una cizalladura cada vez mayor.

Precipitaciones y tormentas intensas

Las lluvias llegarán a lo largo del domingo a las costas occidentales de Galicia y Portugal. Además, la depresión de altura asociada a los restos de Danielle también desestabilizará la atmósfera en el resto de la Península, donde se darán las condiciones suficientes, especialmente en los sistemas montañosos, para que se desarrollen nubes de evolución y algunas tormentas.

Durante el lunes, los frentes asociados a la ex Danielle avanzarán por la vertiente atlántica, dejando abundantes lluvias. En el caso del sur de Galicia, y especialmente en las sierras de Gredos y Béjar, estas lluvias pueden ser fuertes y persistentes, dejando acumulaciones de más de 100 litros por metro cuadrado antes del miércoles en la vertiente sur de estos macizos. Además, la intrusión de este río de humedad en la Península favorecerá la aparición de precipitaciones en puntos donde los frentes no llegan o lo hacen muy débilmente, allí en forma de tormentas o chubascos dispersos, pero ocasionalmente fuertes.

Las tormentas se desarrollarán especialmente en la mitad oriental de la península los días lunes, martes y miércoles, aunque pueden aparecer puntuales o con menor intensidad en cualquier punto de la península. Concretamente en las zonas prelitoral mediterráneas, el Sistema Ibérico, el Valle del Ebro o los Pirineos, estas tormentas pueden presentar condiciones muy favorables para su desarrollo, tanto en términos de energía y humedad como de la cizalladura proporcionada por el flujo de vientos fuertes, suroeste , y brisas del este o sureste en la superficie. Este último, en estas áreas, puede traer aire húmedo y sobrecalentado del Mediterráneo que proporcionaría más humedad y energía adicional a las tormentas.

Con esta situación y a pesar de la incertidumbre existente respecto a estos fenómenos, es previsible el desarrollo de tormentas fuertes y organizadas en dichas zonas, muy eficientes en cuanto a precipitaciones y con potencial para generar fenómenos severos como granizo o fuertes rachas de viento. . .

¿Qué es un río de humedad?

Gran masa de aire de largo recorrido sobre mares subtropicales y por tanto templados, con un alto contenido de humedad y con mucho potencial para dejar precipitaciones intensas. Cuando es arrastrado a latitudes más altas, adquiere una forma característica de lengua o río muy visible en los mapas sinópticos de humedad y agua precipitable.

.

Es noticia  ¿Se avecina un noviembre lluvioso y frío?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *