El alcalde, Carlos García Carbayo, destaca que fue una persona comprometida con la profesión y con sus compañeros en la defensa de sus intereses.

El Ayuntamiento de Salamanca homenajeó este martes al abogado que fue decano del Ilustre Colegio Oficial de Salamanca y presidente del Consejo del Ilustre Colegio de Abogados de Castilla y León, Fernando García-Delgado García, con una inscripción en la esquina de la calle Caldereros con la Plaza de Colón, junto a la sede de los abogados de Salamanca.

Al acto, junto a familiares y amigos del homenajeado, asistieron el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega Benito; y el actual decano del Ilustre Colegio de Abogados de Salamanca, Javier Román.

García Carbayo destacó que Fernando García-Delgado fue una persona comprometida con la profesión y con sus compañeros en la defensa de sus intereses, con una presencia cercana y perseverante en todos los ámbitos, local y provincial, autonómico y nacional.

De su carácter fundacional, el alcalde recordó la actual sede del Colegio de Abogados, “desde donde la representación colegiada ejerce con tanta dignidad sus atribuciones. Muy bien situado, junto a los Juzgados. Se diría que sabía poner las cosas en su lugar”. Como también hizo cuando trajo el VIII Congreso General de la Abogacía a Salamanca en 2003, “porque por tradición y prestigio, esta ciudad merecía acoger a todos los abogados españoles”.

Es noticia  Homenaje a Jesús Gómez Blázquez en Béjar

García Carbayo también destacó el compromiso docente de Fernando García-Delgado, transmitiendo así el talento que valoraba a la Universidad que lo formó. Y de su ejercicio profesional destacó una trayectoria profesional “fértil e impecable”, supo ganarse el cariño y el respeto de todos.

Un recorrido en el que la colaboración con el Ayuntamiento de Salamanca ha sido constante, destacando los convenios de mediación concursal, los programas de asesoramiento a mayores o las jornadas en centros educativos “para sembrar la semilla de la abogacía en el corazón de nuestros hijos”.

Por ello, concluyó el alcalde, “la sociedad debe reconocer la valentía y el compromiso de las personas que deciden avanzar en defensa de su colectivo y asumen la responsabilidad de dirigir sus corporaciones, porque prestan un servicio público inestimable a la ciudadanía. Hay que recordar a los profesionales que ejercen su profesión, en este caso la abogacía, con infinita dedicación. Y debe honrar a los vecinos que con su trabajo sirven y dignifican su ciudad y su familia”.

Es noticia  Homenaje a Antonio Cepas López, gobernador civil de Salamanca en 1936

Biografía de Fernando García-Delgado García

Fernando García-Delgado García, nacido en Salamanca, se licenció en Derecho por la Universidad de esa ciudad en 1973 y es miembro de dicho distrito desde 1975 con el número 983, vinculado a los Colegios de Abogados de Madrid y Valladolid.

Fue elegido decano del Ilustre Colegio de Abogados de Salamanca en 1995, cargo que ocupó durante una década, hasta 2005, y en 2006 fue proclamado presidente del Consejo de Ilustres Colegios de Abogados de Castilla y León en la primera elección del mismo. por los nueve rectores de la Comunidade, nombramiento que repitió en 2010 y 2014. También fue director del Consejo General de la Abogacía Española desde 1995.

Es noticia  Hipotecas en tiempos de incertidumbre: ¿Cuáles son las preguntas más comunes de los compradores?

Entre sus áreas de conocimiento profesional podemos mencionar el Derecho Civil, Mercantil, Laboral y Penal, y entre sus actividades docentes, la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca y la Escuela de Práctica Jurídica, en la que, como profesor adjunto desde 1995, ha impartido la Maestría en Práctica Jurídica, y materias como ética y deontología profesional.

García Delgado también fue distinguido en vida con la Gran Cruz al Mérito en el Ejercicio de la Abogacía otorgada por el Consejo General el 4 de octubre de 2003, la Gran Cruz al Mérito en el Ejercicio de la Abogacía por la Junta de Castilla y León el 1 de noviembre 26 de junio de 2004 y Cruz Distinguida de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort el 25 de junio de 2012, concedida por el Ministro de Justicia.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *