Fue una de las mejores empresas automovilísticas de la época, al igual que Rolls-Royce, Hispano Suiza, Isotta Fraschini, etc., marca predilecta de varias casas reales y, sobre todo, del Zar de Rusia, Nicolás II.

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, de la Fundación Gómez Planche, sigue desvelando las joyas de su última exposición temporal realizada en colaboración con el Real Automóvel Club de España (RACE). En esta ocasión, la Pieza del Mes es un Delaunay Belleville 28 CV de 1908, que en sus primeros años perteneció a la misma familia, los célebres bodegueros de Haro (La Rioja): López de Heredia.

Este vehículo sufrió un espectacular accidente de tráfico el 26 de mayo de 1909, a 8 kilómetros de Burgos, cuando su propietario se dirigía a Madrid para recoger a la famosa cantante Carolina Otero (‘La Bella Otero’). Una figura muy conocida de la ‘Belle Époque’ francesa y dentro de los círculos artísticos y de la alta sociedad parisina. Desde entonces durmió en los almacenes de la Bodega de Haro hasta que, a mediados de los años 50, fue rescatado por el RACE, que lo devolvió a su estado original.

Es noticia  La Plaza Mayor acoge mañana el concierto de Ariel Rot y Kiko Veneno

La marca francesa Delaunay Belleville (1904-1948) compitió durante las primeras décadas del siglo XX con las mejores empresas automovilísticas de la época, como Rolls-Royce, Hispano Suiza, Isotta Fraschini, etc. En particular, la empresa con sede en Saint Denis-Seine logró una gran reputación como fabricante de automóviles de prestigio y calidad, lo que se vio avalado por ser elegida como marca preferida por varias casas reales y, sobre todo, por el zar de Rusia, Nicolás II. Además del zar, otros propietarios notables de la empresa fueron los reyes de Grecia y España y el presidente Poincaré de Francia.

Es noticia  García Carbayo recibe el reconocimiento de Salamanca como una de las ciudades más seguras de España

Es un símbolo de los vehículos que circulaban por las carreteras de Europa a principios del siglo XX. Una obra de arte que actualmente se exhibe en Salamanca para deleite de todos los apasionados de la historia y del automóvil, y que podrán disfrutar en su último mes de exposición en la ciudad charra, junto a un Mercedes Simplex, encarnado por ‘ Rothschild et Fils.’, 1903, primera serie de vehículos diseñados por Paul Daimler (hijo de Gottlieb Daimler). Otra pieza singular y protagonista de la exposición es un Delahaye de 1899, que es probablemente el vehículo propulsado por un motor de combustión interna más antiguo que aún funciona en España.

Es noticia  Salamanca registra 137 nuevos casos de Covid-19 desde el pasado martes

Además, se presentan otros vehículos importantes para la historia de España, como un Hispano Suiza 20/30 CV del año 1907, primer vehículo matriculado en Murcia, o un Metallurgique del año 1914, que estuvo muchos años en el servicio de una de las primeras refinerías de petróleo de Galicia y de España, así como otros míticos vehículos casi desaparecidos, como un Siata Tarraco, derivado del SEAT 600, o un ‘microcoche’ ISETTA, que hará las delicias de pequeños y no tan joven, debido a su característico diseño futurista. Así como un deporte artesanal especial.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *