Ya hay un total de 114.300 parados en la región, de los que 32.200 llevan al menos dos años en paro (27,6%, +0,8 pp interanual, lo que supone el crecimiento más débil de toda la comunidad autónoma).

los Instituto Grupo AdeccoEl centro de estudio y divulgación del Grupo Adecco, presenta una nueva edición del Monitor de Satisfacción y Oportunidades Profesionales Adecco que, semestralmente en los últimos diez años, ha profundizado en el nivel de satisfacción de los trabajadores castellano-leoneses, así como en las oportunidades laborales en el ámbito laboral. mercado

La primera conclusión relevante del informe se refiere al aumento de la proporción del número de parados de larga duración, que ya representa el 27,6% del total de parados de la región. Un problema que, en palabras de Javier Blasco, director del Instituto Grupo Adecco, “normalmente responde bien a colectivos de todas las edades y con poca cualificación y, por tanto, de difícil inserción, bien a prejuicios sobre el potencial del candidato senior, independientemente de su cualificación, o a territorios con bajas tasas de paro donde existen bolsas de paro “estructural”, que incluso pueden no estar relacionadas con la búsqueda activa de empleo”.

“Nuestro mercado laboral necesita dar respuesta a retos como la prolongación de la vida laboral y el necesario envejecimiento activo, la necesidad de un reciclaje constante para alcanzar mejores niveles de formación, productividad y retribución que los actuales, la mejora de la oferta formativa en términos de flexibilidad, practicidad, empleabilidad y -cada vez más- un enfoque de competencias sobre cualificaciones o conocimientos técnicos, en entornos, la mejora del asesoramiento a estudiantes, desempleados y trabajadores para una adecuada orientación profesional continua para la empleabilidad y el enriquecimiento personal y profesional, y la necesaria colaboración público-privada que aglutine todos los recursos posibles para superar el ya endémico escenario de nuestro mercado laboral”, prosigue Blasco.

Es noticia  Mañueco reafirma su compromiso con la lucha contra la violencia de género y anuncia una mayor protección a las víctimas

“Medidas que aseguren un adecuado asesoramiento, gestión de transiciones, orientación hacia sectores más competitivos, así como otras medidas que faciliten un mercado más inclusivo y competitivo (diversidad, opciones de movilidad, flexibilidad, teletrabajo, etc.), donde la deseada movilidad entre Se favorecen sectores y profesiones, a través de la recualificación de las personas, lo que generará incrementos salariales y carreras más resilientes ante los continuos cambios y exigencias del mercado”, concluye el director del Instituto Grupo Adecco.

Seguridad laboral: más desempleo de larga duración

El Monitor Adecco trata el concepto de “Seguridad en el Trabajo” en un sentido amplio. Por ello, incluye no sólo la siniestralidad, sino también la cobertura de las prestaciones por desempleo, la magnitud del paro de larga duración y el tiempo necesario para volver a encontrar trabajo tras su pérdida. Destacamos tres por su importancia en el trimestre actual.

En toda España, por quinto trimestre consecutivo, crece el número de parados de larga duración (aquellos que buscan trabajo sin encontrarlo durante al menos dos años). Sin embargo, al mismo tiempo, se ha reducido el número de desempleados de corta duración, lo que ha permitido que el número total de desempleados siga descendiendo. En cualquier caso, cabe señalar que desde 2014 no se registran cinco trimestres consecutivos con incrementos en el número de parados de larga duración.

Es noticia  El CES advierte del parón económico y la contención para crear empleo en Salamanca

Mientras que el número total de parados en España es de 2,92 millones (624.400 menos que hace un año), en el trimestre analizado había 954.400 parados de larga duración (16.600 más que hace un año). Como proporción del total de parados, considerando la media de los últimos cuatro trimestres -datos analizados por el Monitor Adecco-, los parados de larga duración equivalen al 30% del total, 5,6 puntos porcentuales más que en el segundo trimestre de 2021 y la proporción más alta desde 2019.

Lo mismo sucedió a nivel regional. Todas las autonomías vieron aumentar la proporción de parados de larga duración. Diez comunidades replican la dinámica general, con un aumento del número de parados de larga duración, al mismo tiempo que desciende el paro de corta duración. En el resto, se redujeron ambos grupos de parados, aunque en menor medida los parados de larga duración (así, aumentó la proporción de parados de larga duración en el total).

Castilla y León es una de las siete regiones donde se han reducido ambos colectivos de parados: 7.300 parados de larga duración menos y 17.400 parados de corta duración menos. Ahora hay un total de 114.300 desempleados en esta región, de los cuales 32.200 han estado parados durante al menos dos años. Aunque muestra un aumento, Castilla y León es la región donde menos crece la proporción de parados de larga duración (+0,8 pp), junto con Castilla-La Mancha (30,3%).

En el conjunto de España, el 66,2% de los parados están cobrando prestaciones por desempleo, proporción un punto porcentual superior a la del año anterior. Sin embargo, el aumento de esta cobertura no ha sido uniforme. De hecho, ocho autonomías muestran una reducción en la proporción de parados que reciben prestaciones por desempleo. Esto ha llevado a ampliar las diferencias entre las comunidades en esta área.

Es noticia  UPL pide al Senado extender a la Región Leonesa las ayudas antidespoblación anunciadas para Soria, Cuenca y Teruel

Castilla y León se encuentra entre las comunidades autónomas donde aumenta la cobertura del desempleo, concretamente en 5,2 puntos porcentuales, lo que eleva esta variable al 73,1%. Es decir, más de 7 de cada 10 parados en la autonomía castellano-leonesa están cubiertos por prestaciones por desempleo.

Más accidentes de trabajo

La siniestralidad laboral continúa su trayectoria ascendente, iniciada en 2014, tras haber dejado atrás el parón de 2020 como consecuencia de las restricciones a la actividad económica para tratar de combatir la pandemia. En el segundo trimestre de 2022 en España, de media, se produjo un incremento interanual del 11,6%, lo que llevó la siniestralidad a 66,6 accidentes con tiempo perdido por cada 10.000 empleados. Es la cifra más alta desde marzo de 2020. La siniestralidad laboral ha aumentado durante cuatro trimestres consecutivos en todas las comunidades autónomas al mismo tiempo, algo que no sucedía, al menos, desde el año 2000.

En Castilla y León también crece la siniestralidad laboral, aunque de forma más moderada que la media nacional. En el trimestre analizado, en la autonomía castellanoleonesa se registran 63 siniestros por cada 10.000 ocupados (+4,8% interanual). Pese al incremento, es el cuarto mejor dato del conjunto de autonomías.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *