El 24 de septiembre, de 11:00 a 14:00 horas en La Aldehuela, tendrá lugar esta actividad para conocer el estado actual de esta especie invasora y así minimizar su proliferación.

El Ayuntamiento de Salamanca inicia un nuevo curso del Programa de Voluntariado Municipal, ‘VoluntaS’, con acciones de formación y sensibilización para canalizar la creciente solidaridad de la población salmantina en los diferentes ámbitos del voluntariado.

La concejala de Participación Social y Voluntariado, Almudena Parres, y el director de la Fundación Tormes EB, Raúl de Tapia, han presentado este jueves una innovadora actividad de voluntariado ambiental que tendrá lugar el próximo 24 de septiembre para ayudar a mejorar la calidad de los bancos de la río Tormes. De 11:00 a 14:00 horas, con salida en la zona de chiringuitos de la playa de La Aldehuela, se realizará un muestreo y eliminación de la almeja asiática, para que se pueda conocer el estado actual de esta especie invasora y así minimizar su proliferación.

Los interesados ​​en participar, hasta un total de 20 plazas, pueden inscribirse gratuitamente a través de la web www.voluntariadosalamanca.com (en el apartado Formación), enviando un correo electrónico a [email protected] y llamando al 660 178 583 (de 9 a 14:00 a 14:00 horas).

Paralelamente a esta actividad, la Agencia Municipal de Voluntariado también estará presente este sábado 17 de septiembre en la Lonja de los Huertos Urbanos, en su jornada inaugural, el domingo 18 en la V Carrera Contra la Violencia de Género y el lunes 19 en la Feria de Acogida. de la Universidad de Salamanca.

Almudena Parres destacó la gran receptividad de la ciudadanía para colaborar en varios ámbitos, principalmente en el medioambiental, durante el primer año de ‘VoluntaS’, con 270 participantes en 19 actividades. En cuanto al medio ambiente, destacó la recogida de residuos, la creación de cajas nido para pájaros y las jornadas de agricultura ecológica, pero también un gran número de voluntarios colaboraron con el desarrollo de eventos deportivos populares y el programa ‘Salamanca Acompaña’, dirigido a las personas. mayores de 60 años con el objetivo de combatir la soledad no deseada.

En el ámbito del voluntariado, uno de los puntos fuertes de la Agencia es la campaña de sensibilización dirigida a la comunidad estudiantil, en la que participaron más de 1.000 alumnos de ocho colegios de la capital, con actividades como ‘Mirando al futuro’ con alumnos de 6º de Educación Primaria y 1º y 2º de ESO, y ‘Participación Social y Voluntariado’ con jóvenes de 3º y 4º de ESO, Grado y Formación Profesional.

Asimismo, cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca también dispone de una Bolsa de Voluntarios para integrar y canalizar las solicitudes de la ciudadanía en actividades medioambientales y sociales, cuya inscripción se puede realizar en la citada web, correo electrónico y teléfono, para poder participar. en las próximas actividades de ‘VoluntaS’.

Importancia de minimizar la proliferación de moluscos asiáticos

La actividad de voluntariado ambiental que se realizará el próximo 24 de septiembre en la ribera del río Tormes, además de la extracción de la almeja asiática, derogada la legislación vigente como hito, permite conocer su evolución poblacional en años sucesivos.

Este bivalvo, probablemente introducido como señuelo de pesca y por la navegación fluvial en España desde mediados del siglo XX y más concretamente en la cuenca del Duero, desde 1995 presenta valvas de entre 3 y 5 centímetros de longitud, de color verde parduzco y con un escultura debido a sus vetas regulares y concéntricas, haciéndola fácilmente identificable.

Como explica Raúl de Tapia, suele encontrarse en zonas estancadas, con poco caudal de agua y escasos sedimentos, principalmente arena, lo que permite su sistema de alimentación. Se reproduce en primavera, liberando 100.000 larvas a lo largo de su vida. La madurez sexual temprana y su capacidad de dispersión asociada con las actividades humanas lo convierten en un invasor de gran éxito en las aguas donde se introduce. Además, es muy resistente a los cambios de temperatura y, junto con la competencia que genera por el espacio y el alimento, la convierte en una especie muy resistente.

Estas especies invasoras provocan problemas ambientales, desde cambios radicales en los ecosistemas hasta la gran reducción de las poblaciones de especies nativas y su distribución. Asimismo, pueden generar problemas económicos al causar daños a la infraestructura y actividades económicas e incluso causar problemas de salud.

Para el muestreo de esta especie, mediante la técnica de conteo por esfuerzo, es necesario el conteo de individuos una sola vez, constituyendo uno de los métodos más representativos para estudiar la abundancia, riqueza, densidad, composición y distribución de individuos vivos y muertos. un tiempo específico con subgrupos formados por voluntarios. Este método se puede utilizar para estudiar los cambios anuales en las poblaciones de especies en puntos fijos de radio variable, las diferencias en la composición de especies entre hábitats y la abundancia de diferentes especies en un lugar específico.

Para la actuación se utilizan palas de recogida y tamices para extraer el molusco. Los especímenes vivos y muertos se retiran y no se devuelven al río, sino que se almacenan en baldes. Por ello, a los voluntarios se les proporcionarán guantes y protección para los pies para caminar por el agua. Este material se desinfecta una vez finalizada la actividad para no propagar la especie a otros humedales.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *