Desde la Plataforma Stop Uranio se rechazan «enérgicamente» las iniciativas parlamentarias anunciadas por el partido VOX en Castilla y León para impulsar el desarrollo minero y la modificación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Cabe recordar que la ley impugnada prohíbe expresamente las concesiones para la exploración, investigación o extracción de minerales radiactivos, además de “nuevas solicitudes de autorización de instalaciones radiactivas del ciclo del combustible nuclear para el tratamiento de estos minerales radiactivos”. Gracias a este nuevo marco regulatorio, la empresa de Berkeley perdió toda esperanza de abrir su negocio radiactivo en Retortillo, no pudiendo solicitar nuevas licencias, ni iniciar de nuevo ningún trámite relacionado con el uranio.

La actuación del partido VOX en todo lo relacionado con Retortillo ha sido lamentable, al estar dictada por lo que le ha transmitido la minera. Así, en la comparecencia del entonces presidente del Consejo de Seguridad Nuclear en la Comisión para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Congreso de los Diputados, en abril de 2021, para informar sobre las cartas de presión recibidas en el CSN por directivos y accionistas de la empresa de Berkeley , instando al regulador a acelerar el proyecto de extracción de uranio en Retortillo, la intervención del congresista VOX reprodujo el argumento repetido por Berkeley durante varios años.

VOX, que tanto quiere defender el mundo rural y todo lo relacionado con el campo, como la tauromaquia o la caza, quiere que se abran nuestros territorios en beneficio de las multinacionales mineras. No hay mayor contradicción en sus postulados.

La minería provoca un comprensible rechazo entre las personas que viven en las ciudades, ya que genera algunas molestias, daños ambientales y riesgos para la salud de los habitantes del mundo rural. Recientemente, vecinos de Chagarcía Medianero (Salamanca) se han movilizado para intentar impedir que la empresa COSENTINO INDUSTRIAL SA explote el cuarzo que se encuentra a 500 metros de sus viviendas.

En las movilizaciones realizadas contra la mina Retortillo, la presencia de ganaderos y agricultores fue masiva, habiéndose realizado una manifestación en Vitigudino en octubre de 2018 impulsada por ese sector.

En VOX deben entender que la gente de las ciudades quiere mantener su territorio tal y como lo han heredado de sus mayores, no embarcarse en aventuras mineras que destruyen el espacio natural del que disfrutan y que solo benefician económicamente a las multinacionales del sector y a aquellas que favorecen su instalación en nuestras tierras.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *