La industria de la automoción es una de las principales marcas del tejido productivo de Castilla y León. Así lo destacó el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien presentó, junto a Facyl, la marca “Polo de la Automoción de Castilla y León”. Un hito, en palabras de Fernández Mañueco, que marcará un antes y un después para la puesta en valor del ecosistema de la automoción en la Comunidad. En cuyo desarrollo, Board y Facyl han trabajado de forma conjunta y coordinada, dando a conocer sus valores y fortalezas: Emprendimiento e innovación; sostenibilidad y progreso tecnológico.

Los números hablan, por sí solos, de su importancia en todos los órdenes, según el mandatario, quien destacó que representa el 20% de la capacidad manufacturera total instalada a nivel nacional; el 25% del PIB industrial de Castilla y León; y más del 50% de las exportaciones a otros países. Números que hacen de Castilla y León líder y referente en el sector. Cuatro plantas de montaje y otra de motores, 150 grandes proveedores y más de 35.000 puestos de trabajo así lo atestiguan.

Durante el acto de presentación realizado en IVECO, el presidente afirmó que el sector, que vive momentos especialmente complejos e inciertos, se ve fuertemente afectado por los precios de la energía y las materias primas; desabastecimiento de partes clave como semiconductores; y estoy en plena transición hacia una nueva movilidad.

A pesar de las perspectivas de crisis e incertidumbre en el sector, el presidente destacó que la mesa tiene planes industriales garantizados por los principales productores comunitarios ya definidos y decididos.

Las expectativas de inversión y creación de empleo continúan con nuevas inversiones, entre ellas Switch Mobility, también integrada en Facyl, y se trabaja con el sector para captar nuevos proyectos de almacenamiento de energía y fabricación de movilidad eléctrica para Castilla y León, que definen la nueva industria de la movilidad .

Por otro lado, el presidente anunció la convocatoria de la mesa automovilística regional en el mes de octubre, para trabajar el futuro y la competitividad de este sector clave en nuestra economía. Se invitará a miembros del Diálogo Social y del Clúster FACYL.

Fernández Mañueco aseguró que la transición a la nueva movilidad, además de justa, debe ser inteligente. “Errores como los sufridos en el sector energético no se pueden repetir: acelerados, irreflexivos e injustos”, ha dicho el presidente, quien ha afirmado que el Consejo ha insistido en las dificultades que supone para las empresas el cumplimiento de los requisitos y plazos establecidos. fondos.

Ha recordado que en la Conferencia de Presidentes pidió personalmente la neutralidad tecnológica y la adaptación de las denominadas Perte a las necesidades productivas. Los cambios en las bases y en la convocatoria han sido insuficientes, como demuestra el hecho de que el 80% del presupuesto convocado quedó vacío.

Así lo ha dicho el presidente, que ha insistido en su petición al Gobierno de España de abrir negociaciones con la UE y reconsiderar los plazos de ejecución, reprogramar objetivos y flexibilizar las condiciones de acceso a los fondos, así como destinar fondos adicionales para la industria. automotriz, adaptada a la situación actual.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *