La farmacéutica Novartis invertirá 12,9 millones en esta fábrica que construirá en Castellanos de Moriscos y que generará trabajo cualificado para más de 70 personas entre empleo directo e indirecto

Salamanca albergará la fábrica más moderna de Europa de fármacos oncológicos de última generación. El anuncio lo han hecho este martes, en un acto institucional celebrado en la delegación regional de la Junta de Castilla y León, el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Novartis, Jesús Ponce, quien ha informado de que este proyecto implicará una inversión de 12,9 millones de euros en el municipio de Salamanca de Castellanos de Moriscos.

Novartis comenzará a trabajar en su nueva fábrica en diciembre y la completará en 24 meses. Una vez en funcionamiento, la fábrica dará empleo directo a al menos 20 personas con un perfil profesional cualificado, generará otros 50 puestos de trabajo indirectos y suministrará radiofármacos de diagnóstico, componente sustancial de la terapia dirigida por radioligandos, tanto para España como para Portugal y otros países. Estas nuevas instalaciones se sumarán a las que ya tiene la división radiofarmacéutica Advanced Acceleratos Applications (AAA) en Barcelona, ​​El Palmar (Murcia) y La Almunia de Doña Godina (Zaragoza).

Los radioligandos son una forma innovadora de terapia dirigida al cáncer que combina un compuesto de precisión, el ligando, que localiza las células cancerosas; con una partícula radiactiva terapéutica, el radioisótopo. Este tipo de tratamiento localiza las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo y emite radiación dirigida, atacando directamente al tumor, afectando mínimamente los tejidos circundantes.

Esta terapia se utiliza actualmente para el tratamiento de un tipo de tumor neuroendocrino que no tiene opción a la cirugía, y se está investigando y desarrollando su uso para pacientes con algunos tipos de cáncer de próstata y otros tumores sólidos como el de mama, pulmón o páncreas. .

La ubicación de la nueva fábrica en Castellanos de Moriscos, en las afueras de Salamanca, tiene un doble valor estratégico. Por un lado, se encuentra en el centro de la Ruta de la Plata, que atraviesa la península desde Cádiz hasta Asturias, lo que facilita la distribución tanto en España y Portugal como en el resto de Europa. Por otro lado, es un proyecto que favorece la fijación de la población al territorio.

El presidente de Novartis, Jesús Ponce, valoró la apuesta de Novartis por Castilla y León al atraer a Salamanca una importante inversión de la multinacional para construir una de sus fábricas más avanzadas del mundo. “La fábrica mejorará el porcentaje que el sector industrial y la I+D+i aportan al PIB regional; contribuirá a seguir haciendo de Castilla y León una de las comunidades con mayor porcentaje de empleo industrial; impulsará el crecimiento económico de la región en un momento de alta competitividad internacional e interautonómica; y ayudará a evitar la despoblación en la provincia de Salamanca”, aseguró Ponce.

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León destacó que la fábrica más moderna de Europa de fármacos contra el cáncer de última generación estará en Salamanca y no es casualidad.

La provincia de Salamanca, según Fernández Mañueco, es un centro de la lucha contra el cáncer en España y Europa. Está en el centro de un prestigioso ecosistema de investigación en oncología, en el que ya participa Novartis, compañía farmacéutica líder en investigación biomédica, colaborando con la Universidad de Salamanca en la Cátedra Extraordinaria Novartis-USAL en Terapias Avanzadas; Tiene vínculos y proyectos compartidos con el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Salamanca, IBSAL, y con el Hospital de Salamanca, uno de los más avanzados de España en áreas como la hematología y la oncología y uno de los pocos autorizados, por ejemplo, para realizar CAR-Terapias con células T.

La nueva fábrica creará aún más sinergias en esta Red de Investigación Oncológica, añadió el presidente, quien aseguró que se trata de una inversión en línea con el progreso sanitario que estamos impulsando en Castilla y León; con la implementación de tecnología de diagnóstico de última generación; la incorporación de terapias avanzadas; y el refuerzo de la investigación en todas sus vertientes, con el fin de retener y atraer el verdadero motor del futuro: el talento.

Finalmente, el presidente ha subrayado que Salamanca, junto con el resto de Castilla y León, es tierra de oportunidades, al tiempo que ha agradecido a Novartis su compromiso con la Comunidad.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *