La OPA pone el acento en la red de atención sociosanitaria, que hay que reforzar en un entorno rural muy antiguo

En el Día de la Mujer Rural, que se celebra mañana 15 de octubre, ASAJA ha querido centrarse en las consecuencias que la crisis actual puede tener para la permanencia de la mujer en los pueblos. Por un lado, por la fragilidad del mercado laboral, con las complicaciones económicas de todos los sectores, empezando por el agrícola. Aunque sigue produciéndose la incorporación de mujeres, así como la propiedad compartida, lo esencial es que las fincas tengan el tamaño y la rentabilidad suficientes para continuar, y eso hoy es muy complicado tanto para hombres como para mujeres.

En segundo lugar, ASAJA destaca el actual contexto económico negativo que podría tener repercusiones aún más peligrosas para la frágil red de servicios que existe en la mayoría de las ciudades. La población de 65 y más años representa alrededor del 25% en Castilla y León (20% en España), mientras que en las zonas rurales de nuestra comunidad este porcentaje ronda el 60%. Esto requiere un esfuerzo especial para garantizar el acceso a los servicios de salud y atención a la dependencia en los pueblos, en primer lugar por la dignidad y el respeto de las mujeres y hombres mayores que merecen ser bien atendidos, y también para que las personas sean miembros activos de sus familias. ., especialmente las mujeres, pueden desarrollar con seguridad una actividad profesional en el medio rural.

Para ASAJA es fundamental que la crisis económica no paralice ni ponga obstáculos adicionales para que las mujeres sigan dando pasos firmes en su avance al frente de proyectos profesionales y empresariales en el mundo rural. Hay que tener en cuenta que cuanto más pequeña es la ciudad donde viven, mayor es el porcentaje de mujeres que trabajan en el sector agrícola, lo que demuestra que el campo es un sector que resiste y genera empleo en los entornos más complicados, como el rural. ., donde es más difícil brindar este apoyo. Un dato a tener en cuenta a la hora de apoyar medidas enfocadas a apoyar a la población.

Para ASAJA, las ayudas a la incorporación son importantes como puerta de entrada, “cuanto más o más prosiguen los proyectos, y ahí es donde las administraciones deben esforzarse, acompañar y ofrecer apoyo para que la mujer rural pueda superar las dificultades y también es fundamental garantizar la rapidez y una cobertura de internet eficiente en todo el territorio, una herramienta imprescindible tanto por motivos profesionales como personales, “algo que las administraciones prometen reiteradamente, pero no cumplen”, lamenta ASAJA.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *